Editado y Creado por ESDMR

November 23, 2018

September 20, 2018

September 13, 2018

Please reload

Entradas recientes

Nuevo Año nuevos anuncios

January 9, 2019

1/10
Please reload

Entradas destacadas

SHISHAS en El Sitio

April 10, 2018

Después de estas mini vacaciones de Semana Santa, hemos recargado pilas y queremos hablaros de una tentación que ya hace años que os ofreceos en El Sitio, pero que no es malo recordar que lo tenéis para todos vosotros.: las Shishas.

 

 

Un poco de Historia:

A pesar de la costumbre milenaria que tiene el fumar la cachimba, es durante los últimos años cuando, fumar de la misma se ha convertido en un fenómeno social.

Se cree que las primeras aparecieron en La India y Pakistán. Al ser pioneras se trataba de objetos algo toscos, cuyo elemento principal era el coco como base. Es interesante saber que el tabaco que se fumaba no tenía sabores añadidos, por lo que lo mezclaban con miel o azúcar para conseguir un sabor más agradable.

Más tarde en Persia, se mejoró y pulió el diseño.

Hasta que en Turquía se popularizó entre los intelectuales y personas de clase alta, hecho que aceleró el refinamiento de estas, logrando el aspecto con las que las conocemos hoy en día. En cuanto al tabaco que se utilizaba en Turquía, era una mezcla de pulpa de diversas frutas con el propio tabaco, consiguiendo así un sabor placentero.

Es importante saber que a las cachimbas se las conoce de diversas maneras, puesto que en cada región del mundo se ha dado a conocer con un nombre diferente, entre los que podemos destacar: Shisha (del persa shishe: vaso), Narguile (del persa narguil: coco), Hooka (del árabe uqqa: caja pequeña, jarro). El resto de denominaciones como nargeela, narguile, arguila, seesha, okka… son derivados de los anteriores.

El tabaco que se utiliza consiste en una mezcla especial de hojas, miel o melaza, glicerina y pulpa de fruta.

 

 

 

Existen numerosos sabores, pero nuestros favoritos son: doble manzana, uva, limón-menta, sandía y para los más atrevidos… ¡chicle de menta!

En definitiva, se cree que el acto de fumar en cachimbas se ha vuelto un pasatiempo por conseguir suavizar el sabor del tabaco y enfriar el humo, percibiendo de esta manera todo el sabor de las hierbas descartando los sabores desagradables quemados.

Preguntad en barra los sabores disponibles y daros un capricho, de verdad que merecerá la pena y además a un precio tremendamente atractivo.

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Síguenos